Cómo aprovechar las proteínas naturales de los alimentos

Si estás entrenando para mejorar tu forma física, sentirte más en forma y aumentar tu masa muscular, debes saber que no solo tu estilo de vida se debe centrar en el ejercicio físico, ya que la alimentación juega un papel importante en el mismo y puede hacer que progreses o te estanques, según lo que comas. Posiblemente esto es algo que ya sepas, y en tu dieta existan grandes cantidades de alimentos proteicos, pero debes saber que no todos los alimentos son iguales, ya que unos se asimilan mejor en el organismo, dando resultados más eficaces y haciéndose notar desde la primera semana. Si de verdad quieres saber cómo aprovechar las proteínas naturales de los alimentos, te aconsejamos que sigas leyendo y no te pierdas nada de este artículo. Asimilación lenta vs asimilación rápida Cuando nos alimentamos, los alimentos pasan por nuestro estómago, el cual se encarga de partir y descomponer para que nuestro cuerpo sea capaz de absorber con mayor facilidad los nutrientes. Existen alimentos que tienen una cadena mucho más compleja que otros, por lo que su asimilación en el organismo es más lenta. ¿Qué quiere decir esto? Que las comidas serán mucho más pesadas, y no se aprovechan al máximo. Si ingerimos gran cantidad de alimentos de este tipo, nuestro estómago trabajará más de la cuenta, sintiéndonos con menos fuerza, y nuestro avance en el gimnasio o ejercicio no se verá recompensado. Sin embargo, cuando estamos tomando alimentos ricos en proteínas pero que son de asimilación rápida, el cuerpo tarda menos en aprovechar esos nutrientes, incorporándolos al flujo sanguíneo con más celeridad, por lo que nos sentimos con más energía y se aprovecha mejor todo lo que ingerimos. Alimentos que mejor aprovechan las proteínas Cómo aprovechar las proteínas naturales de los alimentosUna de las mejores formas para aprovechar las proteínas que comemos es siempre cocinar aquellas que suponen, como hemos descrito más arriba, que nuestro organismo las asimile mejor, como es el caso del pescado, preferiblemente blanco, por ser de los que menos índice de grasa tienen, o las carnes magras, entre otros alimentos que nos aportan proteínas rápidas. Estos alimentos una vez llegan a nuestro estómago, son más fáciles de tratar, sobre todo si no tienen una gran cantidad de grasas o cierto tipo de hidratos de carbono.
Es importante saber que, si mezclamos alimentos de asimilación rápida, con otros que no lo son, el efecto que buscamos se ralentiza o incluso llega a volverse contra nosotros nuevamente, no sirviendo para nada todo el esfuerzo que estamos realizando. Es el caso de los huevos o las legumbres que van a hacer que nuestro estómago trabaje más de lo que queremos (fuente: Consumer.es).
Al igual que hay alimentos que van a perjudicar nuestro avance, existen otros que, mezclados con alimentos proteicos de asimilación rápida van a conseguir que se asimilen mucho mejor todavía gracias a sus componentes, por lo que es aconsejable mezclarlos en la comida, con el fin de tener mayor aprovechamiento de aquello que comemos.
El primer alimento que nos ayudará es la papaya. La razón de por qué es tan beneficiosa viene de una enzima que produce llamada papaína y que realiza un papel muy similar a la pepsina. La pepsina es la encargada principal en el organismo de convertir las cadenas complejas de las proteínas en aminoácidos esenciales, siendo más rápidamente absorbidas en el intestino.
Otra enzima muy similar a la papaína es la que encontramos en la piña, y que se llama bromelina. De la misma manera, esta enzima consigue agilizar la digestión, haciendo que el cuerpo aproveche mejor todo. También gracias a las vitaminas de esta fruta y a la fibra, nos desharemos mejor de aquello que no necesitamos, haciendo una doble función. Otros dos alimentos que debes tener presente e incorporarlos a la vida diaria son los higos y los kiwis, ambos tienen componentes que mejoran la digestión, haciendo que trabajen con mayor eficacia y haciendo que se aproveche absolutamente todo de lo que ingerimos.
Finalmente, uno de los alimentos que más crítica puede tener pero que si sabemos elegir pueden convertirse en un feroz aliado en nuestros entrenamientos y sobre todo en la asimilación y aprovechamiento de las proteínas naturales que comemos. Ciertos hidratos de carbono son esenciales ya que estos van a ayudar a proteger los aminoácidos que se van descomponiendo, ayudando a ser absorbidos, no todos los hidratos son iguales, por lo que hay que usarlos bien, como es el caso del pan blanco, los dátiles o el plátano, que ingeridos con sabiduría nos van a aportar además de energía, grandes beneficios para nuestro organismo.

 

 

 

  • Internet Explorer 9
  • FireFox 25
  • Google Chrome 31